S&S Asesores
Menu
La anotación de los Convenios Colectivos 1

La anotación de los Convenios Colectivos 1

Por en artículos, blog, laboral en marzo 24, 2015


En las últimas semanas la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) nos está refrescando algunos aspectos normativos que los autorizados deben tener muy presentes en el modo de hacer sus comunicaciones. Una de ellas se refiere a la obligatoriedad de anotar los códigos de los Convenios Colectivos a cada cuenta patronal.

Con carácter general, esta identificación únicamente debe realizarse a nivel de empresa. No obstante, cuando a una empresa le resulte de aplicación más de un Convenio Colectivo la identificación de dichos Convenios podrá realizarse tanto a nivel de empresa como a nivel de trabajador, de forma que pueda identificarse el Convenio Colectivo aplicable a cada trabajador individualmente considerado.

¿Qué es un Convenio Colectivo y por qué es tan importante?

La negociación colectiva y los derechos de los trabajadores son conceptos regulados y normalizados desde que llegara la democracia a nuestro país y de los que los trabajadores disfrutamos hoy en día. Como norma general, si hablamos de derechos de los trabajadores debemos empezar por referirnos al Estatuto de los Trabajadores, que viene a ser el documento que recoge las normas básicas que regulan las relaciones de los trabajadores por cuenta ajena, donde se desarrollan sus derechos y obligaciones laborales básicos.
Las relaciones laborales entre empresarios y trabajadores vienen regulados por los Convenios Colectivos- en caso de no existir Convenio Colectivo para una actividad o aspecto concretos, se recurre al Estatuto de los Trabajadores.

Los Convenios Colectivos son a grandes rasgos acuerdos entre empresas y trabajadores como resultado de una negociación colectiva en materia laboral. En ellos se regula las condiciones de trabajo y productividad, así como las obligaciones recíprocas que garantizan un clima laboral adecuado para el buen funcionamiento de la organización.
Estos Convenios Colectivos obligan a ambas partes, empresarios y trabajadores, durante un periodo de tiempo limitado, tras el cual se irá revisando y renegociando para garantizar el cumplimiento y la vigencia del mismo. Salvo que se pacte otra cosa, normalmente estos Convenios Colectivos se prorrogan año tras año.
La importancia de estos Convenios Colectivos resulta trascendental para garantizar el buen desarrollo productivo de las organizaciones, sin menoscabar el cumplimiento de los derechos de los trabajadores.
La empresa está obligada a aplicar el Convenio Colectivo del sector que le corresponda por su ubicación geográfica, a la hora de plantearse la contratación de un trabajador. Si no existe tal convenio específico, acudirá al de ámbito superior, autonómico o nacional, o bien a un convenio de empresa de análogas condiciones económicas y sociales.

Como norma general, los Convenios Colectivos desarrollan especificaciones sobre materias laborales y económicas que afectan directamente a la relación entre los trabajadores y las empresas contratantes:
• Económicas: todas las referidas a remuneración, salarios, etc.
• Laborales: jornadas de trabajo diarias, semanales y anuales; descansos y vacaciones; turnos, categorías profesionales; duración de contratos; etc.
• Sindicales: comités de empresa, delegados de personal, etc.
• Condiciones laborales: circunstancias generales de trabajo y productividad.
• Medidas de promoción profesional.
• Medidas de los servicios de prevención.
• Planes de igualdad.
• Entre otras.

¿Qué tipos de Convenios Colectivos existen?

En primer lugar los Convenios Colectivos se diferencian por su área geográfica de aplicación: así existen Convenios Colectivos de ámbito nacional, autonómico, provincial y local.
Por otra parte, hay Convenios Colectivos de ámbito empresarial o interempresarial, en función del número de personas afectadas:
– Convenios de Empresa: afectan a los trabajadores de una empresa o a un sector de la misma;
– Convenios Sectoriales: de ámbito superior a la empresa, afectan a varias empresas de un mismo sector económico.

Estos Convenios Colectivos deben publicarse en el Boletín Oficial del Estado o bien en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma o la provincia respectiva a la que corresponda el convenio. Con ello se garantiza la aceptación de su contenido y facilita la búsqueda de sus textos por parte de profesionales y empresas.
La figura del Convenio Colectivo tradicionalmente ha estado asociada a la paz laboral en una organización, aunque en ocasiones su proceso de renegociación sea motivo de múltiples conflictos entre los representantes de los trabajadores y los empresarios. Pero lo cierto es que no podemos dejar de reconocer la importancia que tiene un buen Convenio Colectivo para consolidar las garantías laborales de todos, que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir.
La próxima semana hablaremos sobre la comunicación de los Conceptos CRA y su estrecha relación con los Convenios Colectivos.


Artículos relacionados

Deje un comentario