S&S Asesores
Menu
La jubilación de los trabajadores

La jubilación de los trabajadores

Por en artículos, laboral en septiembre 19, 2015


La jubilación es una pensión vitalicia, única e imprescriptible que recibe el trabajador cuando cesa en el trabajo a causa de su edad. El reconocimiento de este derecho corresponde al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) salvo para los trabajadores del mar, de cuya jubilación se ocupará el Instituto Social de la Marina.

El trabajador ha de solicitar la pensión de jubilación dentro de los tres meses anteriores o posteriores a la fecha del cese en el trabajo.

 

Tipos de jubilación

Un trabajador que haya cotizado en el Régimen General puede acogerse a distintos tipos de jubilación en función de sus circunstancias:

 

1) Jubilación Total: se trata de la jubilación ordinaria, aquella que se produce cuando el trabajador, cumpliendo los requisitos para el acceso a la pensión, cesa totalmente su actividad laboral. Desde el 1 de enero de 2013 la edad de acceso a la pensión depende de la edad del trabajador y de las cotizaciones acumuladas a lo largo de su vida laboral. Como norma general, los requisitos son:

– haber cumplido 67 años; o 65 años si se acreditan 38 años y 6 meses de cotización;

– no estar de alta en ninguna actividad;

– acreditar un periodo de cotización mínimo de 15 años, 2 de los cuales deben estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al momento de cesar en la actividad laboral.

 

2) Jubilación Parcial: cuando el trabajador compatibiliza la percepción de la pensión de jubilación con un puesto de trabajo a tiempo parcial. A esta modalidad podrán acogerse:

– Los trabajadores que hayan cumplido la edad mínima para jubilarse y reúnan los requisitos para acceder a la pensión, reduciendo su jornada de trabajo entre un 25 y un 75%.

– Los trabajadores que hayan cumplido 61 años (60 si tuvieran la condición de mutualista el 1 de enero de 1967), acrediten un periodo de antigüedad en la empresa de al menos 6 años anteriores a la fecha de la jubilación y un periodo de cotización de 30 años, reduzcan su jornada entre un 25 y un 75%, o un 85% si el contrato del trabajador que lo releva es a tiempo completo e indefinido y si cumplen el resto de los requisitos.

 

3) Jubilación Anticipada: la edad mínima de jubilación podrá ser rebajada por Real Decreto para los grupos o actividades profesionales cuyos trabajos sean de naturaleza penosa, tóxica, peligrosa e insalubre y acusen por ello índices elevados de morbilidad o mortalidad.

– Los trabajadores por cuenta ajena con 60 años incluidos en el Régimen General que tuvieran la condición de mutualistas antes del 1 de enero de 1967.

– Los trabajadores de 61 años de edad inscritos como demandantes de empleo durante un plazo de, al menos, 6 meses inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de la jubilación. Deberán, al mismo tiempo, acreditar un periodo de cotización de 30 años y que su cese en el trabajo no haya sido voluntario. La pensión será calculada proporcionalmente con la aplicación de coeficientes reductores.

– Los trabajadores por cuenta ajena que durante la realización de su actividad laboral acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 65%. La edad ordinaria se reducirá en un período equivalente al que resulte de aplicar al tiempo efectivamente trabajado los coeficientes del 0,25 en los casos de un grado de discapacidad igual o superior al 65% o del 0,50 en los casos de un grado de discapacidad igual o superior a este y en los que el trabajador necesite el concurso de otra persona para realizar los actos esenciales de la vida.

– La edad de jubilación también podrá ser rebajada en el caso de personas con un grado de incapacidad igual o superior al 45% siempre que estas incapacidades estén reglamentariamente disciplinadas y concurran evidencias que determinen de forma apreciable una disminución de la esperanza de vida del trabajador.

Hay que señalar en este sentido que los coeficientes de reducción de la edad en ningún caso darán lugar a que el trabajador se jubile antes de los 52 años.

 

4) Jubilación Flexible: este tipo de jubilación posibilita la compatibilidad a posteriori con un trabajo a tiempo parcial.

Más información en la web de la Seguridad Social.

 

Cuantía de la pensión

Ahora bien la cuantía de la pensión del trabajador en Régimen General viene determinada por el importe de la base reguladora y el porcentaje aplicable según el número de años cotizados y, en su caso, el porcentaje adicional por prolongación de la vida laboral, cuando se acceda a la jubilación con una edad superior a la ordinaria vigente en cada momento y el coeficiente reductor que corresponda.

El abono de la pensión se fraccionará en 14 pagas, una por cada mes del año y dos extraordinarias en junio y noviembre.

En cuanto al importe a percibir, la reforma de las pensiones que entró en vigor en 2013 ha cambiado sustancialmente el panorama y los parámetros para calcular la base reguladora de la pensión. Donde antes se tomaba como referencia para el cálculo los últimos 15 años cotizados, ahora nos encontramos en un periodo de transición hacia el cálculo a los 25 años, que serán la medida a utilizar en el año 2022.

De la misma manera, también se está elevando el número de años cotizados para percibir el 100% de la pensión, hasta llegar a los 37 años en 2027. Lo mismo ocurre con la edad del trabajador, que irá aumentando progresivamente hasta llegar a los 67 años en 2027.

En este enlace de la Seguridad Social puede consultarse cómo se irán produciendo estos cambios anualmente sobre las bases de cotización hasta 2022, así como los porcentajes aplicables hasta 2027.

 


Deje un comentario