S&S Asesores
Menu
Novedades en los procesos de Incapacidad Temporal

Novedades en los procesos de Incapacidad Temporal

Por en artículos, laboral, Noticias en diciembre 07, 2015


Nuevo sistema de gestión de procesos de IT

 

Este mes de diciembre de 2015 comienza un nuevo sistema de gestión de procesos de IT. Los principales cambios que conlleva son los siguientes:

  • Nuevos modelos de partes médicos (baja, confirmación y alta).
  • La duración de la baja será estimada por el médico en el momento de emitir el primer parte de baja, según el tipo de IT.
  • Nuevos tipos de IT en función a la duración (muy corta, corta, media y larga).
  • Las mutuas podrán solicitar el alta de trabajadores enfermos.

Antes de profundizar en cada uno de estos puntos hagamos un repaso por la normativa:

Para empezar, el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, estableció una nueva regulación de los procesos de incapacidad temporal (IT) durante los primeros trescientos sesenta y cinco días, en cualquier régimen de Seguridad Social y con efectos a partir del 1 de septiembre de 2014.

Para desarrollarlo se dictó la Orden ESS/1187/2015, de 15 de junio, que regula más exhaustivamente los procesos de tramitación de bajas médicas y confirmación, altas médicas y el control de las situaciones de incapacidad temporal. Esta Orden ha entrado en vigor recientemente, el 1 de diciembre de 2015, salvo en la Comunidad Autónoma de Canarias* donde lo hará el 1 de mayo de 2016.

La principal novedad reside en los nuevos modelos de partes médicos de baja/alta y de confirmación de la incapacidad temporal. Los nuevos modelos de partes médicos se utilizarán en los procesos de IT que estén en curso en la fecha de entrada en vigor de la presente Orden y no hayan superado los 365 días, si bien se expedirán con la periodicidad y respecto de los datos obligatorios exigidos por la normativa anterior. Veámoslo detalladamente.

La baja médica y su confirmación

Corresponde al facultativo que emite el parte médico de baja y de confirmación determinar la duración prevista en el momento de su expedición, pudiendo alterar esa duración estimada como consecuencia de la modificación o actualización del diagnóstico o de la evolución sanitaria del trabajador. A tal efecto emitirá un parte de confirmación que recogerá la nueva duración estimada y, en su caso, el encuadramiento del proceso en un tipo diferente.

Para hacer esto, el facultativo dispondrá de unas tablas de duración óptima de los distintos procesos patológicos susceptibles de generar incapacidades, así como tablas sobre el grado de incidencia de los mismos en las distintas actividades laborales, suministradas y revisadas por el INSS.
Se distinguen cuatro tipos de procesos de IT, según cuál sea su duración estimada, que deben tenerse en cuenta a efectos de los plazos máximos de confirmación de las bajas:

Tipo de proceso de IT en función de su duración Duración estimada Plazo máximo para el primer parte de confirmación Plazo máximo para el segundo y sucesivos partes de confirmación
Muy corta Inferior a 5 No hay No hay
Corta 5 a 30 7 días Cada 14 días
Media 31 a 60 7 días Cada 28 días
Larga 61 o más días 14 días Cada 35 días

 

En los procesos de duración estimada muy corta, en el mismo acto de expedición de la baja se expedirá automáticamente el parte de alta, utilizando para ello un parte único. En él, se incluirán los datos relativos a la baja, el alta y la fecha de la misma (que podrá coincidir con el día de la baja, o dentro de los tres días naturales siguientes). Si bien el trabajador podrá solicitar un reconocimiento que, si concluye que no ha terminado su recuperación, dejará el alta sin efecto.

En los procesos de duración estimada corta, media o larga, se consignará en el parte de baja la fecha de la siguiente revisión médica prevista que, en ningún caso, excederá en más de siete días naturales a la fecha de la baja médica, en el caso de procesos de duración estimada corta o media, o de catorce días naturales en los procesos de duración estimada larga.

El facultativo expedirá el alta médica por curación o mejoría cuando considere que el trabajador ha recuperado su capacidad laboral, independientemente de cuál fuera la duración estimada del proceso. De la misma manera, si el trabajador no acude a la revisión médica prevista en los partes de baja y confirmación, se puede emitir el alta médica por incomparecencia.

Emisión de partes de alta

En los casos en que las mutuas formulen al INSS solicitudes de alta, conforme a lo previsto al Real Decreto 625/2014, lo harán por vía telemática. La entidad gestora resolverá en el plazo de cuatro días. Si la entidad gestora considera que no procede el alta solicitada por la mutua, se lo comunicará a esta por vía telemática, de manera inmediata y, en todo caso, en el primer día hábil siguiente a aquel en que se hubiera adoptado dicha decisión. Si la entidad gestora considera que procede el alta solicitada por la mutua, expedirá el correspondiente parte de alta.

Cuando en un proceso de IT se haya expedido el parte médico de alta por el INSS a través de los inspectores médicos, el INSS será el único competente para emitir a través de dichos inspectores una nueva baja por la misma o similar patología, durante los 180 días naturales siguientes a la fecha en que se expidió el alta.

Elementos comunes en la tramitación de los partes médicos de baja/alta y confirmación

El facultativo que haya expedido el parte médico entregará al trabajador dos copias, una para el interesado y otra para la empresa. El trabajador deberá presentar a la empresa la copia de los partes de baja y confirmación que le corresponden en el plazo de tres días contados a partir de la fecha de su expedición y dentro de las 24 horas siguientes a su expedición en el caso del parte médico de alta. En los procesos de duración estimada muy corta, el trabajador ha de presentar a la empresa la copia del parte de baja/alta dentro de las 24 horas siguientes a la fecha del alta.

Si la relación laboral finaliza durante la situación de IT, el trabajador debe presentar la copia de los partes de confirmación y de alta destinada a la empresa, a la entidad gestora o mutua que cubra la prestación económica de IT en los mismos plazos.

Una vez recibido el correspondiente parte médico, la empresa ha de consignar en el ejemplar del parte de baja entregado por el trabajador los datos sobre cotización relativos al mismo, a efectos de la determinación de la base reguladora de la prestación, así como la clave del CNO (Clave de Ocupación del Trabajador), el código de la provincia del centro de salud en la que se ha emitido el parte de IT y los datos genéricos que se establezcan a efectos identificativos del proceso y de la empresa, definidos a través del sistema de Remisión Electrónica de Datos (RED).

La empresa debe comunicar al INSS a través del Sistema RED el parte médico correspondiente (de baja, de alta o de confirmación) cumplimentado con los datos indicados, de forma inmediata y en cualquier caso, en el plazo máximo de tres días hábiles a partir de su recepción.

La presentación telemática de las copias de los partes médicos implica que no deben presentarse en papel. En cualquier caso, los modelos de las copias de los partes médicos en papel deberán ser conservados por las empresas durante cuatro años, contados desde la fecha de la presentación telemática.

En los procesos de IT en los que proceda el pago directo del subsidio por la entidad gestora o colaboradora corresponderá a los interesados presentar los partes médicos de baja/alta o de confirmación, utilizando para ello la copia destinada a la empresa.

Resumen general de cuestiones a aplicar a partir del 01/12/15*

¿Cada cuánto tiempo habrá que ir al centro de salud?

Los trabajadores de baja médica ya no tendrán que desplazarse a su centro de salud cada siete días para recoger sus partes como se hacía hasta ahora.

Con la nueva Ley, los partes de baja se ajustarán a la previsión del seguimiento clínico:

  • Si la baja se estima entre 5 y 30 días, el primer parte de confirmación se expedirá a los 7 días y los siguientes se expedirán con un plazo máximo de 2 semanas desde el anterior.
  • Si está previsto que dure entre 31 y 60 días, el primer parte de confirmación se expedirá a los 7 días y los siguientes con un plazo máximo de 28 días desde el anterior.
  • En enfermedades de larga duración (más de 61 días), el primer parte de confirmación se emite a los 14 días y los siguientes con un plazo máximo de 35 días desde el anterior.

A partir de los 365 días, la situación de IT pasa a ser controlada por el INSS.

¿Cuánto durarán las bajas?

La duración se establece con criterios estadísticos, con una tabla orientativa de duración estimada de la baja en función del diagnóstico, la ocupación y la edad del trabajador, con el objetivo de luchar contra el absentismo laboral injustificado y ahorrar dinero al sistema.

El nuevo decreto establece cuatro tipos de bajas:

  • Muy cortas (menos de 5 días naturales)
  • Cortas (de 5 a 30 días)
  • Medias (de 31 a 60)
  • Largas (de 61 días o más)

A partir del 1 de diciembre el médico tendrá que cumplimentar más informes clínicos complementarios sobre la baja por enfermedad de un paciente, que pueden ser hasta nueve al año, frente a los dos informes anuales de ahora.

¿Quién da las altas?

En las contingencias comunes podrán proponer el alta los médicos, las mutuas, la inspección médica de los servicios públicos de salud o la inspección médica del INSS / ISM, con fecha de efecto al día siguiente de su expedición.

En el caso de contingencias profesionales el alta es responsabilidad del médico de la mutua una vez haya valorado que el enfermo puede incorporarse ya al trabajo.

Prórroga de Incapacidad Temporal

Cuando el proceso de Incapacidad Temporal alcance los 365 días, pasará directamente bajo control del INSS, que será el único órgano competente para las actuaciones siguientes:

  • Reconocer prorroga de 180 días: el pago de la prestación económica por IT la realizará la mutua mediante pago directo, salvo en el caso de empresas autorizadas a colaborar con el pago de la prestación económica.
  • Iniciar expediente de incapacidad permanente: el pago de la prestación económica por IT la realizará la mutua mediante pago directo hasta la resolución de la incapacidad permanente.
  • Emitir el alta médica: el alta médica puede ser por curación o por incomparecencia injustificada a los reconocimientos médicos a los que el trabajador haya sido convocado por el INSS.

En caso de nueva baja médica por la misma patología o similar, si no han transcurrido más de 180 días desde el alta anterior, el INSS será el órgano competente.

(*) En la Comunidad Autónoma de Canarias este Real Decreto no entrará en vigor hasta el 1 de mayo de 2016, debido a la imposibilidad de iniciar el nuevo sistema de gestión y control. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha concedido a la Comunidad Autónoma seis meses de demora y la exime de su ejecución a partir del 1 de diciembre, fecha tope fijada en la normativa.

 

 


Deje un comentario